fbpx
Connect with us

Noticias Grandes Ligas

MLB: Josh Gibson, la historia del llamado ‘Babe Ruth de las Ligas Negras


Josh Gibson nunca recibió la oportunidad de jugar en las Grandes Ligas, pero dejó un legado imborrable en la historia del béisbol.

Una inconmensurable presencia tanto detrás del plato como al bate, Gibson es considerado uno de los más temibles toleteros que haya pisado un diamante. Una estrella de las Ligas Negras en las décadas antes de la integración racial, Gibson aterrorizó a los lanzadores dondequiera que jugó, incluyendo a lo largo de Latinoamérica en la pelota invernal.

Aquí están algunos puntos claves a conocer sobre Gibson, quien fue exaltado al Salón de la Fama en 1972.




• En el curso de la historia del béisbol, ¿cuántos fanáticos sentados en las gradas han gritado que ellos lo harían mejor que el ‘maleta’ ese en el terreno, si tan solo se le diera la oportunidad? Muy pocos, si es que hay alguno, han estado en lo cierto. Pero alguien saliendo de las gradas y convirtiéndose en estrella quizás no sea algo sin precedentes.

En 1930, cuenta la historia, Gibson estaba viendo un partido en el que el receptor de los Homestead Grays, Buck Ewing, sufrió una lesión. Gibson, de sólo 18 años, pero ya con una reputación bien ganada en juegos semiprofesionales, fue llamado como reemplazo. Y así nació una grandiosa carrera como beisbolista.

DEBES VER:  Yankees: Aaron Judge y Stanton hacen yoga para no lesionarse

• Gibson se ganó el sobrenombre de “el Babe Ruth negro” y como el gran Bambino, sus prodigiosos cañonazos eran legendarios. Eso es tanto en términos de la distancia que recorrían los batazos como en su cuestionable veracidad. ¿De verdad Ruth anunció en pleno turno que iba a dar un jonrón? ¿Realmente pegó un cañonazo de 587 pies durante la pretemporada en Tampa, Florida? Nunca lo sabremos a ciencia cierta, pero es divertido creer que sí ocurrieron.




Josh Gibson nunca recibió la oportunidad de jugar en las Grandes Ligas, pero dejó un legado imborrable en la historia del béisbol.

Una inconmensurable presencia tanto detrás del plato como al bate, Gibson es considerado uno de los más temibles toleteros que haya pisado un diamante. Una estrella de las Ligas Negras en las décadas antes de la integración racial, Gibson aterrorizó a los lanzadores dondequiera que jugó, incluyendo a lo largo de Latinoamérica en la pelota invernal.

Aquí están algunos puntos claves a conocer sobre Gibson, quien fue exaltado al Salón de la Fama en 1972.

• En el curso de la historia del béisbol, ¿cuántos fanáticos sentados en las gradas han gritado que ellos lo harían mejor que el ‘maleta’ ese en el terreno, si tan solo se le diera la oportunidad? Muy pocos, si es que hay alguno, han estado en lo cierto. Pero alguien saliendo de las gradas y convirtiéndose en estrella quizás no sea algo sin precedentes.

En 1930, cuenta la historia, Gibson estaba viendo un partido en el que el receptor de los Homestead Grays, Buck Ewing, sufrió una lesión. Gibson, de sólo 18 años, pero ya con una reputación bien ganada en juegos semiprofesionales, fue llamado como reemplazo. Y así nació una grandiosa carrera como beisbolista.

• Gibson se ganó el sobrenombre de “el Babe Ruth negro” y como el gran Bambino, sus prodigiosos cañonazos eran legendarios. Eso es tanto en términos de la distancia que recorrían los batazos como en su cuestionable veracidad. ¿De verdad Ruth anunció en pleno turno que iba a dar un jonrón? ¿Realmente pegó un cañonazo de 587 pies durante la pretemporada en Tampa, Florida? Nunca lo sabremos a ciencia cierta, pero es divertido creer que sí ocurrieron.

Andrew Simon MLB.com

* Fuente: Al Bat

Click to comment

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

More in Noticias Grandes Ligas

Redirecting in 10 seconds

Close
error: Contenido Protegido !!